Katsushika Hokusai

Quisque lorem tortor fringilla sed vesti
7 mayo, 2014
Galleria Vittorio Emanuele II
Milán
6 enero, 2017
La gran ola de Kanagawa, xilografía del grabador japonés Hokusai

La gran ola de Kanagawa

Milán – Palacio Real
22 DE SEPTIEMBRE DE 2016 – 29 DE ENERO DE 2017 – Exposición de grabados de Katsushika Hokusai

Si son amantes del arte y tienen intención de viajar a Milán antes del 29 de enero de 2017, tendrán la inmensa fortuna de poder contemplar la muestra de xilografías del grabador japonés Katsushika Hokusai, junto con algunas obras de Utagawa Hiroshige y Kitagawa Utamaro, y disfrutar la experiencia de sentir la frescura y simplicidad de las formas y colores que en su día experimentaron artistas como Monet, Van Gogh, Degas y Toulouse-Lautrec, que contribuyeron a cambiar y revolucionar el lenguaje pictórico de París de finales del siglo XIX.

La exposición forma parte de un calendario de eventos que han tenido lugar en Italia durante 2016 para celebrar el 150 aniversario de las relaciones entre Japón e Italia: importantes exposiciones de arte, obras de teatro de marionetas (bunraku), y de la gran tradición no, conciertos, presentaciones de danza tradicional, proyecciones de películas, eventos de arquitectura y diseño, así como comics, literatura, deportes y más, para representar el mundo cultural y tecnológico de Japón en Italia a lo largo de 2016. La ocasión es la celebración del 150 aniversario de la firma Del primer Tratado de Amistad y Comercio, entre Italia y Japón el 25 de agosto de 1866, que inició las relaciones diplomáticas entre los dos países. Ya había habido contactos importantes entre los dos países, comenzando en el siglo XVI cuando, a instancias de feudos individuales y hombres de la aristocracia militar que eran particularmente sensibles a la cultura occidental ya la religión cristiana, se enviaron misiones exploratorias a América, para Europa y en particular a Italia y al Vaticano. Sin embargo, el tratado de 1866 fue el primero firmado entre los países modernos después de más de dos siglos de un Japón cerrado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *